Disciplina que se ocupa de la aplicación de técnicas de tratamiento rehabilitador o compensador y la adaptación del entorno, con el objetivo de capacitar a las personas para participar de forma satisfactoria en las actividades de la vida diaria y conseguir la máxima independencia posible.

El servicio se presta 2 días por semana durante 2 horas cada día.

Las funciones principales son las siguientes:

  • Participar en el plan general de actividades del centro.
  • Realizar actividades auxiliares de psicomotricidad, lenguaje, dinámicas y rehabilitación personal y social a los usuarios.
  • Colaborar en el seguimiento o la evaluación del proceso recuperador o asistencial de los residentes del centro.
  • Participar en las áreas de ocio y tiempo libre de los residentes del centro.